sábado, octubre 1, 2022

Este lunes 15 de noviembre un Tribunal de Sentencia de Guatemala otorgó arresto domiciliario al expresidente Otto Fernando Pérez Molina, señalado en el caso defraudación aduanera, conocido como “La Línea”.

El expresidente guatemalteco permanece en prisión preventiva desde el año 2015 por este proceso de defraudación. En este proceso también está vinculada la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Sin embargo, para gozar de libertad, bajo la medida del arresto domiciliario, deberá pagar una multa de 13 millones de Quetzales y cumplir con otras prohibiciones impuestas por los integrantes del Tribunal “B” de Mayor Riesgo.

El Tribunal de Mayor Riesgo argumentó que “no existe peligro de fuga” y “tampoco existe peligro de obstaculización a la averiguación de la verdad” en este caso.

Pero para gozar de libertad también deberá solicitar las mismas medidas en el caso de corrupción “Cooptación del Estado”, en ese proceso Pérez Molina es señalado por delitos de cohecho pasivo y lavado de dinero.

Durante la audiencia de modificación de medidas el Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se opusieron al cambio de medidas.

El caso “La Línea” es un proceso judicial revelado por el Ministerio Público con apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). “La Línea” era una estructura de defraudación aduanera que establecía contacto con importadores para facilitar el pago de menos impuestos a cambio de una comisión ilegal.

Related Article