sábado, octubre 1, 2022

Con un cerrado margen y en segunda vuelta, el pasado domingo Gustavo Petro, ex líder guerrillero y la activista social Francia Márquez ganaron las elecciones presidenciales en Colombia. Pero qué significa esto, pues es la primera vez que la izquierda llega al poder, es la primera vez que una mujer afro llega a la vicepresidencia y comienzan una lucha de reivindicación de los grupos vulnerables.

La bandera que acompaña a Francia Márquez es una lucha contra la discriminación sistemática que sufren en Colombia las comunidades etnicas y un discurso retórico que promete buscar la igualdad de genero.

Algunos medios internacionales hacen el contraste de cómo Francia Márquez ha pasado de las minas de oro artesanales de Colombia hasta llegar a la Casa de Nariño (Casa presidencial) en su cargo público.

“Vamos por los derechos de la comunidad diversa, vamos juntos con la comunidad LGBT, vamos a erradicar el racismo estructural” expresó Márquez en uno de sus discursos.   

Muchos detractores de Francia Márquez le cuestionan sus orígenes humildes como minera artesanal y empleada doméstica, afirman que no tiene experiencia para gobernar,  pero estos trabajos la llevaron a formación profesional y a encabezar una lucha contra el gobierno de 2019 que pretendía para la minería artesanal en Suárez Cauca desviando un rio y dejar sin forma de ingreso a esta comunidad, pero esta movilización freno al gobierno en turno.      

El perfil de de Márquez, es de una feminista y activista medioambiental, que tiene mantiene para si una  lucha colectiva por la igualdad étnica y de género en un país que ha estado gobernado históricamente por hombres blancos de élite y urbanos.

Related Article