sábado, octubre 1, 2022

Una de las partes más importantes para resguardar la vida e integridad de las familias guatemaltecas es la planificación y la prevención y el Gobierno de Guatemala elaboró un importante plan para que los 22 departamentos de nuestro país estén preparados ante las amenazas climáticas del cambio climático.  

El Gobierno de la República puso a disposición, a partir de hoy, los Planes de Adaptación al Cambio Climático de los 22 departamentos, con los que se busca reducir la vulnerabilidad y favorecer la resiliencia de las poblaciones para afrontar los efectos hidrometeorológicos a los que están expuestas.

De igual manera, se entregó el Atlas de Vulnerabilidad que contiene los mapas de los riesgos actuales y aquellos que en el futuro pudieran impactar al país ante los eventos climáticos extremos, el nivel de sensibilidad del territorio, la capacidad de adaptación de la población y los ecosistemas.

Ambos documentos representan herramientas que fortalecen el Sistema Nacional de Planificación y son resultado de la coordinación entre el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), y el apoyo técnico de la organización internacional Rainforest Alliance, los cuales fortalecen el Sistema Nacional de Planificación.

La entrega estuvo a cargo de Mario Rojas, titular del MARN; Keila Gramajo Vilchez, titular de SEGEPLAN y Alejandro Santos, director de país de Rainforest Alliance.

Keila Vilchez, secretaria general de SEGEPLAN, informó que estos planes departamentales permiten traducir los lineamientos contenidos en las Prioridades Nacionales de Desarrollo, el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático y la Política General de Gobierno 2020-2024, adecuándolos a las condiciones sociales, económicas, culturales y ambientales de cada uno de los 22 departamentos.

“Para nosotros ha sido un gusto trabajar de la mano con el MARN, para entregar hoy estos planes de adaptación, ya que se perfilan como la ruta de acción diferenciada para poder generar las condiciones de resiliencia”, resaltó la secretaria.

Añadió que Guatemala ya cuenta con una ley marco para atender el tema del cambio climático, además de una política pública de cambio climático que da directrices respecto del actuar de cada una de las instituciones, ya que, aunque el MARN es el ente rector, se necesita la articulación de otros sectores.

También se hizo énfasis en que el país cuenta con un Plan Nacional de Cambio Climático (PANC) que permite establecer los sectores específicos de adaptación y mitigación, y con la presentación de este día, ahora se cuenta con los planes departamentales de adaptación.

Para tener estos planes, agregó la funcionaria, se realizaron 150 talleres, lo que implicó el trabajo de más de 3 mil personas y cerca de 10 mil personas consultadas, con lo cual “institucionalizamos el proceso de planificación”.

Añadió que este trabajo conjunto se ve fortalecido, porque además de operativizar los lineamientos nacionales, propicia la articulación de los planteamientos municipales de cada departamento, tomando en consideración que se ha completado la actualización de los Planes de Desarrollo Municipal y Ordenamiento Territorial (PDM-OT), así como la actualización de los Planes Departamentales de Desarrollo, en armonía con los Planes de Adaptación al Cambio Climático.

Señaló que los planes son pasos para la prevención y no solo reaccionar ante los eventos a los que el país está expuesto. “Se necesita planear para que las siguientes tormentas no acaben con nuestra inversión y dañen a las poblaciones; es por eso que son una valiosa herramienta”, acotó.

“El compromiso de SEGEPLAN es asegurar que estos planes se conozcan en los Consejos Departamentales de Desarrollo para que cobren vida, se implementen y se hagan las coordinaciones presupuestarias”, puntualizó la Secretaria.