jueves, diciembre 3, 2020

Las cárceles y los juzgados  ya están a reventar, pero la policía sigue deteniendo personas que se saltan las restricciones impuestas por el gobierno para evitar un contagio masivo de coronavirus en el país.

En menos de un, es decir desde el domingo 22 de marzo que instauró el toque de queda y una serie de restricciones locomotoras y de tránsito, la PNC ha capturado, sin contabilizar los de hoy, 10 mil 680 personas según reportes de la corporación policial.

Las cifras sufrieron la principal elevación en la primera semana de vigencia de las restricciones ya que en ese tiempo a casi cinco mil  personas, 4,776 para ser exactos.

El número de detenidos ya genera problemas en diferentes aristas, por un lado carga de trabajo a los agentes policiales pues deben hacer los traslados, y aparte se llenan los juzgados donde se ventilan los casos.

Sumado a ello, la saturación que generan los detenidos va en contra de la política general que se pretende implementar desde el gobierno, pues la idea es evitar aglomeraciones de personas para cortar contagios masivos de Covid-19.