sábado, julio 31, 2021

Este día, La Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND) aprobó una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar el cannabis y la resina de cannabis del Anexo IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes. 

La histórica votación en Viena podría tener implicaciones de gran alcance para la industria mundial del cannabis medicinal, que van desde la supervisión regulatoria hasta la investigación científica de la planta y su uso como medicamento. 

La tan esperada aprobación de la Recomendación 5.1 tuvo una escasa mayoría a favor con 27 votos a favor, una abstención y 25 votos en contra. 

La CND, el principal organismo de formulación de políticas de drogas de las Naciones Unidas, rechazó las cinco recomendaciones restantes. 

La aprobación de la Recomendación 5.1 tiene un gran significado simbólico para el cannabis medicinal, ya que podría ayudar a impulsar los esfuerzos de legalización del cannabis medicinal en todo el mundo ahora que la CND reconoce tácitamente la utilidad médica de la droga. 

«Y para aquellos países que básicamente reflejan la programación de la ONU en su legislación nacional, puede llevar a una descalificación nacional y eliminar los obstáculos para el uso de cannabis con fines médicos y de investigación».