sábado, julio 31, 2021

Debido a la escasez de oxígeno que existe en varias regiones de Latinoamérica, El Salvador teniendo una planta de Oxigeno se vuelve muy importante para dicho país, ya que cerca de un 20% de los contagiados de covid-19 (uno de cada cinco pacientes) requiere oxígeno.

De acuerdo con la información de la Organización Mundial de la Salud, OMS, un 40% de los contagiados desarrolla una enfermedad leve; otro 40% moderada; un 15% severa (que requiere apoyo de oxígeno); y un 5% crítica.

Esto afecta a nivel global debido a que, cuando los casos de COVID-19 se disparan en un breve período de tiempo, los sistemas de salud colapsan y no tienen cómo responder a la demanda de este gas.

Según un rastreador de la organización sin fines de lucro PATH, Actualmente los países de ingresos bajos y medios requieren 3,8 millones de cilindros de oxígeno al día (equivalente a 26.400.000 metros cúbicos).

“La falta de un recurso tan vital como el oxígeno medicinal pone en riesgo el tratamiento necesario para aquellos pacientes que lo utilicen tanto para terapia como para soporte de vida, generando consecuencias graves para la salud; en ese sentido, el suministro y uso del oxígeno medicinal es crítico en cualquier contexto”, dijo la planta de oxígeno de El Salvador INFRASAL.

Dicha empresa fue la encargada de garantizar el abastecimiento continuo de oxígeno medicinal para los pacientes afectados por el COVID-19.

“Nos enorgullece ser proveedores de oxígeno medicinal para hospitales y clínicas del sector público y privado, así como al paciente particular con cobertura en la mayor parte del territorio nacional a través de nuestras sucursales y cadena de distribución directa”, agregó.