jueves, diciembre 3, 2020

La solidaridad aflora en tiempos de crisis y el Grupo Unicomer no ha dejado pasar la oportunidad, para tender la mano y aliviar a los más desprotegidos, y especialmente a sus colaboradores, clientes y socios estratégicos afectados directa o indirectamente por la crisis generada por el COVID-19.

“Desde que inició la alerta mundial por el COVID-19, se reforzaron los protocolos de limpieza y sanitación en todos sus centros de trabajo, además de aumentar la cantidad de dispensadores de alcohol gel”, afirma el conglomerado de compañías en un comunicado de prensa.

Asegura además que inicialmente  se puso en práctica el distanciamiento social en todos sus centros de trabajo, y algunas oficinas ya están operando con teletrabajo, y que los horarios jornadas laborales se redujeron para tiendas, centros de servicio y centros de distribución.

Grupo Unicomer,  optó por cerrar almacenes, incluso antes que el gobierno lo exigiera. Esa acción entró concordancia y sirve de apoyo a la campaña “Quedate en Casa”.

El conglomerado empresarial tiene representación a través de sus más de 25 marcas comerciales en distintos países de la región, y en el caso concreto de El Salvador ha sumado ayuda mediante la donación y entrega de camarotes, colchonetas, frazadas y electrodomésticos para los miles de personas que guardan cuarentena en albergues.

Además la Grupo Unicomer promete que “apoyará a todos los colaboradores que se vean afectados, tanto a ellos como sus familias directas, por el coronaviru”.

Grupo Unicomer nació en el año 2000 y actualmente, el Grupo opera en 27 países de América Latina y el Caribe a través de sus más de 25 marcas comerciales, y con el apoyo de sus más de 15,000 colaboradores.