jueves, diciembre 3, 2020

Mientras los índices de contagio de coronavirus en Guatemala, pareciera descender, la crisis alimentaria comienza a brotar y con ella se avecina un problema más no solo para este país sino en la región. En esta nación sin embargo ya se han visto banderas blancas en señal de clamor de ayuda.

Anoche, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció 27 nuevos casos y con ellos el país llegó a 730, pero también ya se comunicó que algunos centros comerciales se irían habilitando gradualmente.

Y es que, aunque la pandemia ya ocasionó 19 víctimas mortales, el hambre también aprieta, y aparte de la comida que pueda repartir el gobierno se hace necesario la apertura de algunas fuentes de trabajo.

Hoy según algunos artículos periodísticos, el sector privado se declaró listo para reabrir los centros comerciales, eso sí guardando los controles estipulados.