sábado, diciembre 7, 2019

A las puertas de las próximas elecciones del 16 de junio, el medio digital Nómada, expone que existen diferentes intentos por bloquear la participación del único partido con su candidata, que  no cuentan con un pasado vinculado a la corrupción.

Desglosa una serie de características que indican que la oposición se debe a que la exfiscal general  Thelma Aldana, desde el año 2015, colaboró con  a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para fundamentar las acusaciones en  contra de casi  600 personas poderosas que habían cometido delitos de corrupción.

Éstos 600 se unieron contra Aldana y contra la CICIG, en un grupo que desde entonces lucha contra su participación“ y buscan regresar las cosas a cómo eran antes del año 2015. Son tan impopulares (20% de Jimmy versus 65% de la CICIG), que necesitan frenar la candidatura de la única opositora con posibilidades de ganar las elecciones y de Semilla, que es el único partido que no controlan y que no tiene acusaciones de corrupción”, expresa el medio.

Aunque la justicia y la honestidad están a favor de Semilla, el medio cuestiona: ¿Son Thelma Aldana y Semilla lo que Guatemala necesita? La respuesta es que “este análisis está enfocado en lo saludable que es la competencia electoral real en una democracia, en contraposición de una dictadura”.