lunes, diciembre 9, 2019

El presidente de la República, Jimmy Morales, llegó al poder por medio de un mensaje de «austeridad y anticorrupción», dos palabras que poco a poco fueron desapareciendo de su vocabulario y de su actuar político, ya que dos años después de estar en el poder, comenzó con la mala práctica de entregar sobresueldos, entre ellos al Ministerio de Gobernación (MINGOB), dirigido por Enrique Degenhart.

Según una investigación periodística, el MINGOB pidió a Morales una ampliación presupuestaria para entregar un bono único a empleados de la Policía Nacional Civil (PNC), Sistema Penitenciario, Dirección General de Inteligencia Civil, Dirección de Servicios de Seguridad Privada y Gobernaciones Departamentales.

Según dicha investigación, los montos entregados en concepto de sobresueldos fueron de Q4 mil para los agentes policiales y de Q5 mil para el resto de funcionarios.

De esta manera queda al descubierto como el gobierno de Morales benefició a Degenhart, otorgándole este bono especial para él y para empleados de esta cartera de Estado, mientras los hospitales y escuelas están en el abandono.