jueves, octubre 24, 2019

Wilson Joel López González, asesor del secretario general de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Óscar Argueta, busca ser comisionado a Salas de la Corte de Apelaciones, con ello tener más poder dentro del sistema judicial.

López ha sido uno de los personajes que más interés ha tenido en acusar a la ex fiscal general, Thelma Aldana y el jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, Juan Francisco Sandoval, ante el Ministerio Público (MP), por los delitos de “abuso de autoridad”.

López aspira a ser uno de los magistrados  encargados de conocer todos los procesos que sean en contra del presidente y vicepresidente de la República, dejando clara su intención de obtener más poder.

El asesor de la UNE, tiene una larga amistad de varios años con  Rafael Morales Solares, presidente de la Sala Segunda de Apelaciones de Femicidio, la misma instancia que aceptó la apelación y pidió a una jueza dictar las medidas de protección a favor de la candidata presidencial Sandra Torres y en contra del medio de comunicación elPeriódico, para que no hicieran publicaciones sobre ella.

Además cuenta con señalamientos de corrupción cuando fungió como fiscal al interior del MP, ya que según las investigaciones “pedía dinero” a los acusados para eliminar las órdenes de captura o favorecerlos de forma legal y así salir libres de todo cargo en contra.