martes, septiembre 17, 2019

La ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, sostuvo una acalorada discusión con el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Julio Solórzano, sobre la cooperación que la Cancillería debía dar a la autoridad electoral.

Jovel se mostó desafiante y dejó ver que no apoyaría al TSE en la implementación del voto en el extranjero, situación que ha generado escándalo, debido a la poca colaboración que el ministerio de Relaciones Exteriores, brinda para que compatriotas en el extranjero, puedan hacer uso de su derecho constitucional de emitir su voto democráticamente.

Ante esto, Julio Solórzano le expresó a Jovel que no está “pidiendo un favor”, sino que apoyar al TSE es una obligación del Estado de Guatemala y que esta actitud le dejaba en claro que su fuerte oposición a que los guatemaltecos en Estados Unidos puedan votar, se deba al convenio de cooperación que firmó esta entidad electoral con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para ayudar a transparentar el proceso electoral.

El politólogo Luis Fernando Mack considera que sin importar que el TSE haya firmado un convenio con la CICIG, el MINEX tiene la obligación de apoyar al Tribunal en el tema del voto en el extranjero.

“Se entiende que el Minex tiene la corresponsabilidad, con el TSE porque este es el máximo órgano en temas electorales, pero el Minex es el encargado de los consulados y las cuestiones de los guatemaltecos en el exterior”, concluyó Mack.