sábado, diciembre 14, 2019

Según publicaciones hechas por  Roberto Arzú, candidato presidencial de la alianza entre los partidos Avanzada Nacional (PAN) y Podemos, afirmó que hace 20 años les fueron “entregadas las calles a los mareros, extorsionistas, asesinos, violadores y delincuentes”.

Dicha afirmación según investigadores y expertos, habría iniciado con el período presidencial de su padre, Álvaro Arzú Irigoyen, quien también surgió del PAN, en los años 1996 al 2000.

Respecto al tema, Gustavo Porras, secretario privado del expresidente Álvaro Arzú, respaldo lo expresado con Arzú, acerca de la situación de las pandillas en el gobierno del exalcade capitalino y dijo que “en ese momento no se realizaron acciones concretas, ya que en esa época las pandillas no representaban un problema grave”.

Estas declaraciones muestran la gravedad de afirmar que este fenómeno de la delincuencia inició con su padre, ya que Arzú con su candidatura pretende legitimar el “poder” que en ese tiempo le dieron a las pandillas en Guatemala.