lunes, diciembre 9, 2019

El reciente caso expuesto por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) sobre los sobornos que recibieron los congresistas para aprobar leyes en favor de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, fue posible gracias a la figura de “colaborador eficaz”, del exdiputado del Partido Patriota, (PP), Edgar Cristiani.

Las autoridades tomaron en cuenta el testimonio de Cristiani, quien fue uno de los diputados con más influencia de la bancada oficial antes de ser capturado por solicitud del Ministerio Público (MP) y la CICIG.

Cristiani ha delatado a sus excompañeros del Congreso dando pistas e información con la que se ha podido comprobar que esos sobornos que recibieron,  sirvió para que los diputados eligieran a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y los magistrados de Salas de Apelaciones, de igual forma, se logró elegir en ese entonces al jefe de la Contraloría General de Cuentas (CGC), Carlos Mencos.