jueves, octubre 24, 2019

Los casos de corrupción por los cuales fue acusada la exvicepresidenta Roxana Baldetti hace cuatro años, siguen saliendo con nuevos descubrimientos y es que, recientemente se supo que las  «champurradas» o sobornos no solo sirvieron para aprobar la Ley de Telecomunicaciones, sino que también para que los diputados del Congreso eligieran a su beneficio al Contralor General de Cuentas y a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Esta información fue dada a conocer mediante una investigación expuesta este lunes por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), exponiendo además que el poder de Baldetti era tan grande, que sus sobornos también le permitieron el nombramiento de magistrados de salas de apelaciones así como la elección de la junta directiva y las presidencias de las comisiones de trabajo del Congreso.

Por este caso la CICIG presentó ocho solicitudes para retirar la inmunidad a los diputados señalados como los “jefes de línea”, entre ellos el candidato presidencial del FCN-Nación Estuardo Galdámez, que eran los encargados  de recibir 50 mil quetzales mensuales a cambio de «cumplir con instrucciones de la vicepresidencia».