lunes, diciembre 9, 2019

Un día como hoy pero del año 2015, las portadas de los medios de comunicación publicaban la polémica renuncia de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien se vio involucrada en el caso de corrupción más grande en la historia de Guatemala, conocido como “La Línea”.

“La Línea”, fue una investigación  descubierta gracias a la colaboración en conjunto con el Ministerio Público (MP), dirigido en ese entonces por la exfiscal general Thelma Aldana y por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), misma que involucró al expresidente Otto Pérez Molina y a varios funcionarios públicos, así como empresas transnacionales.

La renuncia se dio en el marco de manifestaciones en todo el país que exigían la dimisión de ambos mandatarios debido a la acusación hecha por una comisión especial de la ONU por ser la “cabecilla” de la organización que realizó millonarios sobornos.

Baldetti actualmente guarda prisión y debe enfrentar al menos cinco casos por los delitos de tráfico de influencias, fraude y asociación ilícita, además de una orden de extradición de Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero.