jueves, octubre 24, 2019

Según información del Ministerio Público (MP), y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un nuevo caso de corrupción en torno a la exvicepresidenta de la República, Roxana Baldetti, ha sido descubierto y se trata de la «compra de votos» al interior del Congreso guatemalteco.

De acuerdo con la información, Baldetti, era quien coordinaba el pago de sobornos para los diputados a fin de que votaran a favor de la «Ley de Telecomunicaciones».

La exvicepresidenta, quien ahora guarda prisión por otros actos de corrupción, se encargó de seleccionar a los congresistas que sobornaría, los cuales salieron en su mayoría del Partido Patriota (PP), luego les brindó las indicaciones sobre como debían votar al interior del Congreso y les prometió un pago bimensual de Q50 mil para cada diputado, pago que se hizo efectivo más adelante con el dinero que era proporcionado por los representantes de la empresa TIGO.

Según, Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), en total esta red entregó aproximadamente 50 millones de quetzales divididos entre 62 diputados para aprobar un paquete de leyes.