lunes, octubre 14, 2019

Estuardo Galdámez, candidato presidencial del partido oficialista FCN-Nación, ha reiterado el rechazo en contra del trabajo que ha realizado la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para descubrir casos de corrupción que han involucrado a políticos, funcionarios públicos inclusive expresidentes de la República.

“No vamos a permitir que ninguna institución extranjera venga a decirnos qué tenemos que hacer.  Entiendo que tenemos problemas de tipo político, económico, social y demás. Los problemas los tenemos que resolver nosotros y no vamos a permitir que vengan extranjeros a hacerlo”, dijo Galdámez, a principios de este año, cuando buscaba  el apoyo en el Congreso de la República para dar fijeza a la decisión de Jimmy Morales para expulsar a la CICIG.

La razón de este rechazo podría deberse a la solicitud de retiro de inmunidad por parte de la CICIG y el Ministerio Público (MP), en su contra y de otros seis diputados que fueron parte del Partido Patriota (PP) y un ministro del actual gobierno, acusados de cometer actos de corrupción en el Congreso de la República durante el año 2014.

Galdámez es señalado de ser “jefe de línea” y tenía a su cargo grupos de entre 8 y 9 legisladores,  su labor según las autoridades consistía en trasladar a sus colegas las instrucciones de la vicepresidenta Roxana Baldetti para votar a favor o en contra de leyes y repartir los sobornos de la empresa de telecomunicaciones Tigo, a todos los diputados del Partido Patriota.