lunes, octubre 14, 2019

La Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), presentó este lunes ocho solicitudes de antejuicio en contra de diputados, el Ministro de Economía, Acisclo Valladares y otra en contra del diputado y candidato inscrito oficialmente a la presidencia por el FCN, Estuardo Galdámez.

Según consta en las investigaciones, este caso inicia con la expresidenta Roxana Baldetti, quien era la que daba un aproximado de Q50 mil en concepto de “soborno o champurradas”, al grupo de diputados de la bancada del Partido Patriota liderado por Galdámez entre los años 2012 y 2014, para asegurar la aprobación de leyes, asignación de cargos directivos, entre otros asuntos en el Congreso.

Entre estos casos figura  la empresa de telefonía Tigo y la aprobación en 2014 de la Ley de Telecomunicaciones; en la que el exministro Valladares, era directivo de la Fundación de la compañía en ese enonces.

Los diputados con solicitud de antejuicio son: Juan José Porras, Haroldo Quej, Boris España, Gustavo Arnoldo Medrano, Mirna Magnolia Figueroa y Marco Antonio Orozco, todos los congresistas son acusado por la FECI por los delitos de cohecho activo, asociación ilícita, violación a la Constitución, cohecho pasivo, lavado de dinero y otros activos.

Las investigaciones han tomado en cuenta la información recopilada durante allanamientos practicados a Tigo, Superintendencia de Telecomunicaciones, SAAS, teléfono móvil de Baldetti, chats de WhatsApp, declaraciones de testigos y un ex diputado del Patriota, que ostenta la figura de colaborador eficaz.

Si se comprueba la culpabilidad,  la cantidad de pagos en calidad de sobornos a diputados de la bancada patriota habrían alcanzado aproximadamente un monto de Q57.8 millones y quedarían a la espera de ir a juicio y ser condenados por los delitos que se les imputa.