lunes, octubre 14, 2019

El juez Víctor Manuel Cruz Rivera, titular del Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal, ha generado sospecha por las transacciones bancarias fuera de orden que habría realizado en el último año, según los investigadores de agencias que siguen la pista del delito de lavado de dinero.

La sospecha surge desde años anteriores que el juzgador estuvo asignado a los tribunales en Jalapa, territorio del excandidato de la Unión del Cambio Nacional (UCN), detenido en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico, Mario Estrada,  de quien según comentan los pobladores, el abogado Cruz Rivera era su “amigo muy cercano” durante ese tiempo.

Cruz Rivera ha sido reconocido por conducir casos muy polémicos, en los que ha generado sospecha sus resoluciones porque ha beneficiado o perjudicado según el interés político que este tuviera, tal es el caso de la pronta agilidad en conocer  la solicitud del MP para capturar a la exfiscal general Thelma Aldana, con lo que se buscaba dañar su imagen e impedir su participación electoral.

Tanto los vínculos con Estrada como la posible existencia de transacciones que generan sospechas, se debe investigar con la colaboración de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), porque el Ministerio Público (MP) ha sido de las entidades más beneficiadas de las resoluciones de juez Décimo de Instancia Penal.