jueves, octubre 24, 2019

La candidata presidencial de la Unidad de la Esperanza Nacional (UNE), Sandra Torres cuenta con una carrera política de más de 20 años, en los cuales ha sido señalada de casos de corrupción así como de financiamiento electoral ilícito, es tan odiada por muchos que están en contra de la corrupción y amada por otros a los que ella ha beneficiado.

Torres es conocida a lo largo y ancho de Guatemala por ser la exesposa del exmandatario  Álvaro Colom, hicieron pareja en su momento por conveniencia  ya que ella era la encargada de construir el partido, él de las relaciones con los poderosos.

Colom era el único que podía abrir puertas para reclutar financistas dentro la élite, entre los que figuraban los nombres de  Gustavo Alejos, Carlos Meany, la familia Dalton, pero para Torres eso era imposible por ello en su campaña del 2015,  buscó financistas que son vinculados con el narcotráfico.

En la actual campaña, pesa sobre ella una investigación en  su contra por los Q19 millones que recibió para financiar su campaña y no declararlo al Tribunal Supremo Electoral (TSE), además de sus vínculos con Juan Pablo Mayorga, detenido en Estados Unidos acusado de negociar con el cartel de Sinaloa, quien también fungió como  asesor financiero de la UNE en el año 2015.