domingo, diciembre 8, 2019

Durante las últimas  décadas, la sombra del narcotráfico ha envuelto la política de Guatemala, para el periodista Francisco Mauricio Martínez, la intervención del narcotráfico en las campañas electorales inició desde que participó la antigua Unión del Centro Nacional (UCN), liderado por Jorge Carpio Nicolle, en el año de 1896.

“En esa época, Arnoldo Vargas, participó y ganó la alcaldía de Zacapa, quien en 1990 fue capturado y extraditado a Estados Unidos, donde fue condenado a 30 años por narcotráfico, explica Martínez.

Otro caso es el ocurrido en junio del 2017, cuando el mismo Departamento de Justicia estadounidense, informó que la exvicepresidenta Roxana Baldetti, habría utilizado sus influencias,  para beneficiar al cartel de narcotraficantes conocido como Los Zetas.

El último pero no menos importante se dio hace un par de semanas, cuando se detuvo al excandidato presidencial de la UCN, Mario Estrada acusado por vínculos con el narcotráfico, quien según las investigaciones negoció con la idea de pedir dinero al cartel de Sinaloa para financiar su campaña electoral.

Según Martínez, el narcotráfico es un “tentáculo” que se debe cortar de raíz y también reconoció e hizo énfasis en el informe sobre «La financiación de los partidos políticos en el país», que presentó Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, (CICIG), en el cual resaltó la corrupción y el narcotráfico.