sábado, diciembre 14, 2019

El excandidato a la presidencia del país por parte del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), Mario Estrada, quien guarda prisión en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico, habría negociado con el cartel de Sinaloa, entregarles dos ministerios importantes del país a cambio de un donativo de $12 millones para su campaña electoral.

Estrada, buscaba llegar a la primer magistratura del país con el apoyo de narcotraficantes mexicanos, con quienes se habría reunido para ofrecerles control del Ministerio de Gobernación y Ministerio de Defensa, en caso de resultar ganador en las elecciones del 16 de junio.

Al entregarles esos dos ministerios, el cartel de Sinaloa gozaría de privilegios y libertad para movilizar su cargamento de droga a través de los puertos y aeropuertos de Guatemala; con lo que el país se convertiría en un narco Estado.

Dos semanas antes de su captura, Estrada se reunió con el presidente Jimmy Morales, en donde habrían diseñado las estrategias a ejecutar.