lunes, octubre 14, 2019

En recientes declaraciones del presidente Jimmy Morales, expresa que “ni la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIE) ni las unidades Inteligencia Militar ni Civil”,  tenían conocimiento respecto a los vínculos de Mario Estrada y su partido la Unidad del Cambio Nacional (UCN) con el narcotráfico y el crimen organizado.

“No todo lo saben las agencias de Inteligencia del Estado guatemalteco, lo que se ha sabido hasta este momento, es que hubo una investigación de la DEA, que hubo contactos de agentes encubiertos con Estrada y su operador Juan Pablo González Mayorga, que les permitieron  reunir las evidencias”, dijo Morales.

Por su parte, el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, explicó que esa entidad no tenía conocimiento de la investigación del gobierno estadounidense contra el candidato de la UCN.

Aunque el mandatario y sus funcionarios digan que “desconocían” de este tema, un reporte de la embajada de Estados Unidos del 4 de noviembre de 2009, durante la gestión de James Derham, revelan que “había diputados de la UCN, relacionados con traficantes de droga, que estaban votando leyes contra el crimen organizado para no quedar expuestos como defensores de intereses del narcotráfico”.