jueves, octubre 24, 2019

Con la captura del candidato a la presidencia por parte del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), Mario Estrada, ha quedado en evidencia como el narcotráfico ha sido la principal fuente de financiamiento de los partidos y políticos pertenecientes al Pacto de Corruptos que opera en Guatemala.

Estrada, fue capturado la semana pasada en la ciudad de Miami en Estados Unidos, autoridades estadounidenses lo acusan de tener nexos con narcotraficantes del cartel de Sinaloa, a quienes Estrada habría pedido una millonaria suma de dinero para su campaña electoral, a cambio de permitirles el paso por puertos y aeropuertos del país en caso de resultar ganador de las elecciones del próximo 16 de junio.

Mario Estrada fue capturado junto a Juan Pablo González, este ultimo además de ser amigo intimo de Sandra Torres, quien busca la presidencia del país por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), también ha fungido como operador político de Torres y financista de la UNE.

Con esto, sale a luz como el narcotráfico ha penetrado a los partidos políticos tradicionales y ha financiado sus proyectos a cambio de utilizar los recursos del Estado para movilizarse y distribuir sus cargamentos de drogas hacia diferentes países principalmente hacia Estados Unidos.

Ese mismo Pacto de Corruptos que se ha servido de dinero ilícito para sus campañas electorales, son los que buscan bloquear la candidatura de Thelma Aldana, del Movimiento Semilla, quien en diferentes ocasiones ha manifestado que combatirá fuertemente la corrupción y el crimen organizado.