jueves, octubre 24, 2019

Jimmy Morales indicó de forma burlesca que ya había  pagado las multas que tenía el vehículo convertible en el que se le vio recorriendo las carreteras de Guatemala, la semana pasada.

Además dijo que ya había corregido a su hijo por esa pequeña travesura: «ya le jalé las orejas a mi hijo», expresó Morales.

El convertible tipo “Mini Cooper”, está a nombre de su hijo Samuel Alfredo Morales Marroquín y tenía tres multas en la municipalidad de Mixco de  Q300 cada una, en total sumaban Q900, pero debido a favoritismos y quebrantamiento de la ley, le hicieron un “descuento”,  para que solamente pagara Q225 por las tres.

Además indicó que a partir del miércoles hasta el próximo domingo, “descansará” en el Puerto de San José, dejando claro que se tomará sus vacaciones sin importar que aún hay alrededor de 3.7 millones de guatemaltecos que viven en extrema probreza.