martes, septiembre 17, 2019

Fueron las gestiones hechas por la canciller Sandra Jovel, las que dieron tramite a la decisión del presidente Jimmy Morales de expulsar a la Comisión Internacional de la lucha Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

A pesar que más del 50% de los ciudadanos está de acuerdo con el trabajo realizado con la CICIG y desea que siga trabajando, Morales se ha empeñado en criticar sus esfuerzos de investigar a los corruptos causantes de la crisis de impunidad que vive Guatemala en la actualidad.

Con esta acción, parece que la ministra merece un premio por cumplir las órdenes de su jefe, Jimmy Morales, porque el reconocimiento que recibió de todos los embajadores guatemaltecos alrededor del mundo, era literalmente un álbum de fotos de ella misma junto al presidente, en Washington DC en la reunión con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence; Jovel inaugurando consulados; Jovel en conferencia con Morales para anunciar decisiones sobre la CICIG y finalmente solo Jovel.