miércoles, octubre 23, 2019

Para el abogado y periodista Pedro Pablo Marroquín, escuchar a políticos decir que no se necesita a la Comisión Internacional de la lucha Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG),  es por la sencilla razón que no les gusta que las investigaciones los señalen y los juzguen.

Investigar y sacar a la luz los casos de corrupción y a los culpables, se convierte automáticamente en un «pecado» imperdonable para cualquier investigador, periodista o ciudadano en general que, según muchos, “deben entender que en Guatemala hay grupos intocables”.

«Le duela a quien le duela, necesitamos unos años más a la CICIG para seguir atacando estructuras mientras nosotros, los guatemaltecos, nos ponemos de acuerdo para hacer ajuste al sistema y así evitar que los negocios solo cambien de manos» expresó Marroquín.

También expresa que todos  deben rendir cuentas ante la justicia sin importar el origen, posición o creencia, porque eso ayudaría a fortalecer una sociedad y democracia que poco a poco se debilita, sin que ningún político o gobierno, haga algo para cambiar de rumbo.