jueves, octubre 24, 2019

Recientemente se dio a conocer sobre la procedencia de un Mini Cooper que manejo en días anteriores el presidente Jimmy Morales, es propiedad de su hijo, Samuel Alfredo Morales Marroquín.

A este vehículo le aparecen tres multas activas en la municipalidad de Mixco, que ascienden a  Q300 cada una, en total suman Q900, pero debido a favoritismos y quebrantamiento de la ley, le han hecho un  “descuento”,  para que solamente pague Q225 por las tres.

Este es un hecho que sigue marcando aún más la historia en la corrupción de Guatemala, a pesar que Morales Marroquín infringe la ley de tránsito, se le perdona más del 70% de la deuda, eso sumado al alto costo del Mini Cooper que el hijo de Morales no puede costear, dejando duda si realmente fue adquirido con fondos propios o públicos