lunes, octubre 21, 2019

Diputados y exdiputados  del Congreso, buscan que sus familiares sigan en el poder, dejando sus puestos a hijos, hermanos o esposas, postulándolos para candidatos a diputados de los partidos a los que ellos pertenecen.

Por ejemplo, Mirza Arreaga diputada del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), desea  que su hija Carla Cardona Arreaga, continúe en su puesto además de heredar su puesto  se  le acusa de nepotismo, ya que en el pasado Mirza favoreció a su hija para trabajar como  delegada del Registro Nacional de las Personas (RENAP), en el municipio de Aguacatán.

Raúl Romero busca dejar en su curul a su esposa Daisy Guzmán, quien primero fue contratada como asesora en el Congreso y hoy busca una diputación, además se postulará la  hermana de Romero, María Roxana Romero Segura de Hernández, pero será para el Parlamento Centroamericano (PARLACEN).

Luis Chávez, es un exdiputado que fue  inhabilitado para ejercer cargos públicos y  condenado a tres años de prisión por tráfico de influencia,  también postula al PARLACEN, a su hija Mariely Chavez con el partido PODEMOS.