jueves, noviembre 14, 2019

Según datos de la última encuesta TResearch, el 71% de la población tiene una mala imagen de la candidata del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, a causa de los señalamientos de corrupción que arrastra desde su pasada participación electoral del 2015.

Desde esa fecha, Torres tiene un proceso de investigación abierto en el Ministerio Público (MP), por que recibió dinero de dudosa procedencia para su campaña y no lo declaró ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Por tal motivo, el 41.2 % de los ciudadanos dijo que “nunca votaría” por Torres, porque el pasado de la candidata cuenta con muchas irregularidades y actos de corrupción que a juicio de los votantes ya no son permitidos y están dispuestos a cambiar el rumbo del país.

En los resultados de la encuesta, también  se menciona que el 59% de la población indica que su percepción a cerca de los niveles de corrupción ha aumentado y temen que la candidata Torres siga alimentando el sistema corrupto del cual están cansados y quieren que desaparezca.