lunes, octubre 21, 2019

El Juzgado de Primera Instancia de Delitos de Feminicidios, dictó medidas de seguridad a favor de la candidata a la presidencia de la República por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, evidenciando de esta manera como el sistema se ha aliado en favor de la candidata que representa los interés de corruptos y políticos tradicionales.

La jueza Susan Salazar ordenó que los fiscales “no perturben” o “intimiden” a Torres y a su familia “de forma personal”, por algún medio de comunicación o mediante las redes sociales. Además, se les prohíbe el ingreso al domicilio temporal o permanente  de la candidata de la UNE.

Esta decisión se da luego que Torres haya interpuesto una denuncia en contra de Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), quien abrió una investigación en su contra por financiamiento electoral no registrado.

Al verse en esa situación, Sandra Torres, una vez más recurre al sistema secuestrado por corruptos para que la protejan en el camino a las elecciones.