lunes, octubre 21, 2019

Susan Salazar, es la jueza de Turno de Primera Instancia Penal de Delitos de Femicidio y ha “prohibido” que Juan Francisco Sandoval, y Andrei Vladimir González Arteaga de la Fiscalía Espacial contra la Impunidad (FECI), “perturben o intimiden” a la candidata presidencial del partido Unión Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres.

En el oficio indica que Torres, tipificada como la “victima”,  esta protegida por los operadores de justicia y debe cumplirse durante tres meses la prohibición de cualquier «intimidación», contados a partir del 4 de abril,  si hay  incumplimiento a lo emitido por la juez Salazar, se incurre en delito y podría ser sancionado con ir a prisión.

El escrito es dirigido al Director General de la Policía Nacional Civil (PNC), con lo cual se deja en total evidencia la parcialidad con la que opera el sistema judicial, protegiendo a Torres de situaciones que amenacen su candidatura o debiliten su imagen.

Dicha protección que goza Torres, contrasta con la situación de bloqueo a la que es expuesta la exfiscal general y candidata del Movimiento Semilla, Thelma Aldana, que sin tener documentos que respalden la evidente oposición, han anulado su participación temiendo que gane las elecciones del próximo 16 de junio y sea ella quien al llegar al poder, descubra más hechos de corrupción, como lo hizo cuando estuvo al frente del Ministerio Público (MP).