lunes, octubre 14, 2019

La candidata a la presidencia por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, se ha convertido en la «protegida» por el sistema judicial del país, así se comprueba ante la negativa de este Órgano del Estado sobre la solicitud que hiciera en su momento el Ministerio Público (MP) para retirarle la inmunidad y que la candidata pueda ser procesada por el delito de financiamiento electoral ilícito.

El retiro de inmunidad en contra de Torres fue solicitado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), y autoridades de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por los delitos de financiamiento electoral ilícito, financiamiento electoral no registrado, y asociación ilícita.

Todo inició luego de las pesquisas en el caso «Traficantes de Influencias», en el cual empresas pagaban por la agilización del crédito fiscal y que continuó con el rastreo del dinero cobrado. En total, según el informe de la Feci el monto no reportado al Tribunal Supremo Electoral (TSE), por parte de la UNE fue de Q19.53 millones.

Con esta acción una vez más queda comprobado que el sistema protege la candidatura de Torres, quien representa los intereses del pacto de corruptos.