lunes, octubre 14, 2019

Sandra Torres, candidata presidencial del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), es señalada de casos de corrupción por  la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP), desde hace cuatro años por recibir  Q19.5 millones para su campaña, violando la Ley Electoral, por no reportarlo ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Torres es señalada de ser la responsable de recibir millones para su partido. Según el MP  y la CICIG, utilizó una serie de empresas reales y otras falsas, para evitar los controles del TSE, por ese señalamiento no cuenta con el finiquito ni la credencial para participar oficialmente como candidata presidencial.

A pesar de las pruebas, la UNE  defiende a Torres, bajo el argumento que el caso de financiamiento electoral ilícito que toca a su partido es parte de un plan de la exfiscal general Thelma Aldana.

Pero no hay respaldo de lo que dice la UNE en contra la candidata presidencial del Movimiento Semilla, Thelma Aldana, quien dejó su cargo en el Ministerio Público el 16 de mayo de 2018, Consuelo Porras, fue la sucesora  y actualmente es la responsable de la investigación penal en contra de Torres.