miércoles, octubre 23, 2019

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), rechazó anteriormente los intentos de los diputados de reformar la Ley de Reconciliación Nacional, para brindar una amnistía, para favorecer a los militares y guerrilleros que se enfrentaron durante el conflicto armado y  no ser juzgados por los delitos políticos que cometieron en combate.

Pero la CIDH, dio un rotundo no al intento de reformar la ley con el argumento de que se les respeten sus  Derechos Humanos de las victimas, además exponen que ya no están en condiciones de salud para estar en la cárcel.

Los primeros en defender la modificación a esta ley son el presidente del Congreso, Alvaro Arzú Escobar y el presidente de la comisión de legislación, Luis Fernando Linares Beltranena, dejando ver su claro interés de beneficiar a los militares.

Según esta reforma, se dejaría en libertad a los condenados por el caso Molina Theissen,  Benedicto Lucas tiene 86 años, Callejas y Callejas, 81 y Hugo Zaldaña, 76. De esta manera casi cualquier militar de alto rango que pudiera ser procesado por crímenes durante el conflicto armado, podría beneficiarse con la reforma.

Aunque el dictamen fue entregado en septiembre de 2018, fue hasta  esta semana que regresó a la agenda del Congreso para la discusión de los diputados. Esta semana podría ser clave para aprobar dicha reforma.