jueves, octubre 24, 2019

La vida de la candidata a la presidencia de la República por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, ha estado marcada por diferentes casos de corrupción y una serie de denuncias de asesinato en su contra, con el único fin de ostentar el poder.

En el año 2014, la revista «Perro Bravo» entrevistó al empresario y financista de la UNE, Ricardo Cortez, por la denuncia que él interpuso en contra de Torres, acusándola de asesino.

Cortez, mencionó entre otras cosas, que él decidió apoyar el proyecto político de Álvaro Colom porque al principio le pareció que era un proyecto que cambiaría la situación de Guatemala, pero que con el tiempo se dio cuenta que no era así porque el poder no lo manejaba Álvaro, sino su esposa, la ahora candidata, Sandra Torres.

En agosto del año 2009 se reportó que el financista de la campaña del expresidente Colom, Ricardo Cortez, había sido victima de un atentado que buscaba terminar con su vida, afortunadamente no fue así, aunque la camioneta en la que se conducía recibió 14 impactos de bala, Cortez solamente recibió heridas leves.

En aquel momento, Cortez manifestó que el atentado que recibió se debía por su negativa a ingresar 12 millones de dólares al sistema bancario nacional, provenientes de la familia “Los Mendoza”, por lo que no dudó en señalar a Sandra Torres de haber ordenado su asesinato.

Una vez más se comprueba que Sandra Torres, es capaz de hacer cualquier cosa para mantener el poder, y desde la presidencia del país pretende fortalecer más la corrupción de la cual se ha alimentado en todos estos años.