lunes, octubre 21, 2019

Estuardo Ernesto Galdámez, candidato presidencial de FCN-Nación, durante 15 años perteneció al Ejército, pero sus compañeros lo recuerdan como “irresponsable, no le gustaba seguir las órdenes de sus superiores, era el más bromista, el payaso del pelotón”, dijo uno de sus compañeros de la promoción 108 de la Escuela Politécnica.

En enero de 2012 llegó al Congreso como diputado por Quiché, desde entonces, Galdámez fue  uno de los diputados más polémicos y el que más defendió  al expresidente Otto Pérez Molina, acusado de asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera,

Galdámez además  de ser señalado de ser uno de los diputados miembros del Pacto de Corruptos, tiene una decena de denuncias por tráfico de influencias, lavado de dinero, amenazas, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes y violencia contra la mujer, según los registros del Ministerio Público (MP).

Por otra parte, su compañera de fórmula, Betty Marroquín, fue columnista de Siglo 21 y República.GT, en el 2017 en una visita al Senado de los Estados Unidos, criticó a su embajador en Guatemala, Todd Robinson, y lo  señaló de forma negativa por cumplir con exactitud sus funciones y  por el apoyo en la lucha contra la corrupción.

Sin duda, estos candidatos tiene un pasado muy marcado con la corrupción y tratos con la impunidad, de llegar al poder se seguiría en el mismo camino que ha llevado a Guatemala a la pobreza y seguir siendo refugio de corruptos.