martes, septiembre 17, 2019

Sandra Torres, candidata presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), aún no cuenta con la acreditación oficial para participar en las elecciones del próximo 16 de junio por que recibió Q19.5 millones que no reportó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) en las elecciones 2015.

Juan Francisco Sandoval, Jefe de la  Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) explica que Torres, además de no reportar el dinero, fue ella misma quien recibió los Q19. 5 millones en sus propias manos, por lo tanto reafirma que es necesario investigar a la candidata.

Sandoval se basa en pruebas de escuchas telefónicas, que ligan directamente a Torres: «teníamos la interceptación de la línea telefónica del señor Gustavo  Adolfo Alejos Cambara, y desde ahí se pudo determinar qué se tenía comunicación con personas vinculadas con la agrupación política UNE», explicó Sandoval.

Mientras Torres sigue siendo investigada, ella hace todo lo posible por ignorar de lo que se le acusa y sigue haciendo campaña no tomando en cuenta que el proceso puede llevarla a prisión.