miércoles, octubre 23, 2019

Lo importante en estas elecciones de éste y todos los países, es que  puedan participar todos los candidatos, hasta los llamados “opositores”, para que las elecciones sean una competencia real, en donde el ciudadano pueda elegir libremente entre cualquiera de las opciones.

“Hay un elemento mínimo, indispensable, para las democracias electorales, y es que las fuerzas opositoras puedan competir en condiciones similares. Durante las próximas doce semanas, habrá un pulso sin tregua para decidir si se impone la democracia o el camino hacia la dictadura en Guatemala”, explicó Martín Rodríguez Pellecer, director del medio digital Nómada.

En este caso los opositores al sistema, son Thelma Aldana y Jhonathan Menkos, binomio presidencial de Movimiento Semilla, a quienes  el oficialismo del Gobierno de Jimmy Morales, está intentando impedir que puedan participar.

“Y sin opositores, sería más bien como unas elecciones primarias de un partido. Las diferencias entre los aliados Sandra Torres (UNE), Estuardo Galdámez (FCN) o Zury Ríos (Valor) son más bien de forma y no de fondo”,  concluyó Rodríguez.