lunes, octubre 21, 2019

Guatemala vive un contexto de investigación hacia políticos con mucho poder pero corruptos, entre ellos  Sandra Torres, exesposa del exmandatario Álvaro Colom, quien entregó el cargo el 14 de enero de 2012 pero fue capturado y acusado el 13 de febrero de 2018 de fraude y peculado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Torres es candidata presidencial del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y fue denunciada por el MP por asociación ilícita y financiamiento electoral no reportado.

Martín Rodríguez Pellecer, director del medio digital Nómada, explicó que “la fiscal general Consuelo Porras, debió arrestar a Torres en noviembre, pero espero, espero y espero para que tuviera inmunidad y la protegieran los jueces de la Corte Suprema, aún no está segura su participación por que el MP apeló y en la Corte de Constitucionalidad podrían frenar su participación, quitarle el ante juicio y enviarla a la cárcel”.

Otra de las mencionadas es la candidata del partido Valor,  Zury Ríos quien el 28 de enero fue rechazada su participación como candidata presidencial por el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que consideró que ella tiene prohibición constitucional porque su padre, Efraín Ríos Montt, tomó el poder a través de un golpe de Estado en 1982.