miércoles, octubre 23, 2019

Al presidente Jimmy Morales le preocupa que exista una entidad que avale y garantice los resultados en las elecciones, por ello arremetió contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE), porque esta entidad firmó en agosto del año pasado, un acuerdo con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para garantizar y transparentar el proceso electoral.

Morales dice que en el país han habido ocho elecciones generales «sin la intervención internacional, pero ahora llega gente a meter las manos o a firmar convenios para supuestamente hacer transparente un proceso electoral se viene a dar la injerencia».

El mandatario expulsó en ese mismo mes de agosto a la CICIG, porque se siente amenazado con una investigación del Ministerio Público (MP) en conjunto de la CICIG que podría determinar si se le despoja la inmunidad a Morales y juzgarlo a él y a varios de sus familiares, por el delito de financiamiento ilegal durante su campaña y casos de corrupción.