lunes, octubre 14, 2019

El alcalde de Ixtahuacán por el partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), Ramiro Soto, habría violado la Ley Electoral y de Partidos Políticos, la cual de manera clara prohíbe el uso de recursos públicos para realizar propaganda electoral.

El hecho se dio el pasado martes 12, cuando Soto acompañó al binomio presidencial de FCN-Nación, Estuardo Galdámez y Betty Marroquín al acto en el que recibirían sus credenciales por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y lo hizo en horas laborales y con un vehículo público.

El artículo 223 de la Ley Electoral establece en los incisos «e» y «f» que no se pueden usar los recursos y bienes del Estado para propaganda electoral, y que los funcionarios y empleados públicos se dediquen, durante la jornada de trabajo, a funciones o actividades de carácter político electoral, así como emplear su autoridad o influencia a favor o en perjuicio de determinado candidato u organización política.

Soto, ha negado los hechos y en su defensa ha manifestado que andaba en un comisión de trabajo y que por falta de parqueo, dejaron el vehículo a un costado de las instalaciones del TSE.