lunes, octubre 21, 2019

Pacientes señalan al farmacéutico Daniel Rojas de beneficiarse por ser contratista del Estado desde el 2006 y bajo ese puesto lograr contratos con el gobierno por más Q.2 millones.

De igual forma, sacaba provecho con la venta de los medicamentos al

Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), vendiéndolos a una cantidad más  elevada de lo habitual.

Rojas que en el pasado también participó como candidato a diputado por el departamento de Sacatepequez en las pasadas elecciones obtuvo solamente 8,143 votos de 115,395 válidos, evidenciando la poca credibilidad que tiene.

Ahora en su desesperación por lograr nuevos contratos pide la destitución de la directiva del IGSS, que no le permite seguirse lucrando de la salud del pueblo.