jueves, octubre 24, 2019

El gobierno del presidente, Jimmy Morales, ha gastado a la fecha un total de Q170 millones a través del Ministerio de Educación para pagar a los maestros y personal administrativo, en concepto del aumento salarial establecido en el Pacto Colectivo.

El Pacto Colectivo de Educación fue una demanda realizada por el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG), liderada por Joviel Acevedo, mismo que fue firmado y autorizado por el presidente Morales.

Luego de una serie de manifestaciones, el gobierno de la República accedió a incrementar el salario de los trabajadores del Ministerio de Educación, incluyendo a los maestros.

Acevedo, siempre ha acostumbrado ejercer presión en los mandatarios de turno para beneficiarse como dirigente sindical, en el pasado reciente, hizo lo mismo con el entonces presidente, Otto Pérez Molina.

En el 2017, cuando Jimmy Morales declaró «non grato» a Iván Velásquez, comisionado de la CICIG, el sindicalista organizó una marcha que dejó en evidencia su respaldo al presidente del país, aunque no lo dijo abiertamente, los carteles que portaban parecían replicas del discurso de Morales. Lo que muestra que el actual mandatario ha comprado con el dinero de los guatemaltecos, la voluntad de este líder sindical.